Los fenómenos meteorológicos propios del invierno exigen conducir con mayor precaución, sobre todo a los que se dirigen a la cordillera o hacia la Patagonia en busca de la nieve, donde la dificultad de sus caminos es aún mayor.

También hay que tomar en cuenta que el vehículo se exige en exceso, no solo por las bajas temperaturas sino también por el lastre del equipaje (vale recordar que es la época donde más ropa se lleva).

Consejos

Antes de comenzar con el itinerario del viaje es necesario verificar el estado general del vehículo: funcionamiento correcto de todas las luces; nivel de los fluidos (líquido refrigerante, de frenos y dirección, limpiaparabrisas y nivel de aceite); presión y profundidad de los neumáticos incluyendo a la rueda de auxilio; y funcionamiento de los frenos, limpiaparabrisas y batería.

A su vez, para no poner en peligro los ocupantes del vehículo ni al resto de los conductores de la vía, es esencial recordar que no es necesario llegar rápido, si no seguro.

Por eso, lo primero que hay que hacer es planificar el recorrido del viaje y averiguar el estado del clima y las condiciones de las rutas que se tomarán.

Además, es imprescindible descansar al menos ocho horas previo al viaje, como también no ingerir alcohol, medicamentos ni alimentos que reduzcan los reflejos durante la conducción.

Por otra parte, es vital tener a mano el matafuego vigente, cargado, y sujeto debajo del asiento para evitar accidentes.

En caso de transportar mascotas, las mismas deben ir sujetas con un arnés o una jaula fija atada con el cinturón, dado que si van sueltas representan un peligro para los ocupantes y para el mismo animal.

Carga del auto

Lo primero que hay que hacer es colocar los elementos más pesados y grandes en el baúl, abajo y al fondo, y acomodar los bultos más pequeños y livianos al costado o sobre las valijas. 

Es importante que esta acción se realice compensando el peso para que el vehículo tenga un comportamiento dinámico neutro.

Aunque atrás no viajen pasajeros es fundamental que todos los cinturones de seguridad estén abrochados. Esto evitará que, ante una maniobra brusca o colisión, el respaldo de las plazas traseras ceda y los objetos golpeen a los ocupantes.

Neumáticos invernales

Una de las cuestiones principales es contar con las cubiertas adecuadas para transitar sobre pisos con baja adherencia. En este sentido se puede optar por utilizar neumáticos de invierno, aptos para el andar sobre todo tipo de caminos siempre y cuando haya una temperatura ambiental inferior a 7°C.

Pero, para quienes solo necesiten una solución temporal frente a nevadas, se pueden adquirir cadenas para la nieve, que garantizan un mayor agarre a la superficie y son fáciles de colocar. Nunca deben quedar sueltas o flojas. Es importante que el uso de cadenas sea solo en caso de nevadas ya que, en caso contrario, pueden perjudicar a los neumáticos y las suspensiones.

Este accesorio se ofrece por juego (dos), y va colocado en las ruedas motrices del vehículo.

Otro accesorio común en estos casos son los clavos. Usualmente se utilizan entre 80 y 100 en cada neumático, y se los debe incrustar con una herramienta especial en pequeños agujeros moldeados en el dibujo del caucho. Los clavos para hielo son fabricados en diferentes tamaños para igualar la diferencia de profundidad en la banda de rodamiento de los neumáticos.

Uso del freno: si se está manejando durante nevadas se recomienda disminuir la velocidad lentamente y siempre con las ruedas rectas. No es aconsejable acelerar ni frenar en las curvas, sino que se debe desacelerar de forma constante y permitir así que el auto vaya perdiendo impulso.

También se sugiere tratar de estacionar sin aplicar el freno de mano, pero sí dejarlo en cambio. Siempre verifique las cantidades sugeridas de anticongelante.

Distancia de seguridad: resulta crucial aumentar la distancia de seguridad con otros vehículos y reducir la velocidad de circulación. En estas situaciones es necesario prestar mayor atención al camino debido a que la baja adherencia es factor de accidentes.

Te invitamos a cotizar el seguro de tu auto, ingresa a www.smartseguros.com.ar si lo deseas nos podés contactar por whatsapp 011 3870-8647, un asesor te responderá en el momento de 9 a 18 hs de Lunes a Viernes.

Estaban en una cochera cerrada e inhalaron monóxido de carbono. Una organización alertó por los riesgos.

En Louisville, Kentucky, Estados Unidos, un padre, su hijo de tres años y su hija de ocho murieron por inhalación de monóxido de carbono en la cochera de su casa. El hombre había encendido el motor de su auto, que quedó en marcha en el garage cerrado.

Ocurrió el 28 de noviembre pasado, informó el medio Huffpost. Juvenal Garcia Mora, de 39 años, fue hallado muerto por la policía en el piso del estacionamiento, al lado del vehículo. Cruz Isaac, su hijo, estaba sin vida en uno de los asientos y Mayra, su hija, estaba inconsciente y falleció en el hospital un día después.

Todavía no fue confirmado que el encendido del motor haya sido realizado a distancia desde la llave. Sin embargo, la organización KidsandCars, dedicada a prevenir accidentes y muertes de niños en autos, alertó que desde que existe este equipamiento este tipo de siniestro es más usual.

Se trata de un dispositivo incorporado a la llave remota del vehículo. La misma cuenta con una tecla que, al presionarla (por lo general dos veces o durante 5 segundos), arranca el motor. No hace falta estar dentro del auto para hacerlo.

En Argentina lo ofrecen modelos como los Chevrolet Camaro y Cruze, Fiat Toro, Jeep Compass y Cherokee y RAM 2500, además de algunos de marcas más exclusivas como BMW. Todavía son pocos, pero es un equipamiento que ya no es exclusivo de vehículos lujosos.

KidsandCars aclaró que la muerte de una persona por un auto en marcha en una cochera cerrada es un problema histórico. Puede pasar también con la llave tradicional que se gira en el tambor de arranque. Sin embargo, con la expansión del encendido remoto aseguran que se incrementó.

“Desde que se venden más autos con encendido remoto de motor desde la llave observamos que aumentaron estas muertes evitables”, explicó la presidenta de la organización, Janette Fennell, a Huffpost.

En los últimos doce años esta organización no gubernamental detectó 28 muertes y 71 heridos por inhalar monóxido de carbono en Estados Unidos. Todos esos casos fueron en autos con sistema de arranque a distancia.

El período, aclararon, coincide con la expansión de este tipo de dispositivo. En Estados Unidos en 2008 el sistema de encendido de motor tradicional estaba en un 89% de los autos, mientras que en la actualidad cayó al 38%.

Te invitamos a cotizar el seguro de tu auto, ingresa a www.smartseguros.com.ar si lo deseas nos podés contactar por whatsapp 011 3870-8647, un asesor te responderá en el momento de 9 a 18 hs de Lunes a Viernes.