Hoy en día a la hora de contratar un seguro no se exige comprobar que ese auto tenga la VTV al día. Sí se les suele exigir a aquellos autos que son muy antiguos, que sean modelos de fines de los años 90 hacia atrás, pero para los más nuevos en adelante no se pide como requisito.

Se suele solicitar la VTV a quien quiera asegurar un auto de muchos años, que incluso pueden ser los denominados de colección, por ejemplo de las décadas del 50, 60, 70 u 80, donde las exigencias mecánicas eran otras. En esos casos sí se les pide, pero es una cuestión requirente del asegurador.

¡Tampoco para reclamos!

Otras de las situaciones en las cuáles uno imagina que debería presentarse el comprobante de la VTV al día, es cuando se protagoniza un siniestro vial y debe exhibir la documentación ante la compañía que lo asegura y del otro u otros vehículos que pudieran estar involucrados.

En ese caso, hoy día si una persona tiene un siniestro con otro vehículo y va a reclamar a la otra compañía para que lo indemnicen, para poder realizar ese trámite tampoco se le exige como requisito que presente el comprobante de la VTV del auto. Sí con seguridad le pedirán el carnet de conducir, DNI, Cédula Verde, presupuestos, pero no la VTV.

Además que no tener la VTV no forma parte de las exclusiones de cobertura en las compañías de seguros. Lo que sí, algunas jurisprudencias en algún caso que un accidente se produzca a raíz de una falla mecánica que podría haber sido detectada por una VTV, puede que alguna compañía haya rechazado algún siniestro por esa causal específica.

Habiéndote informado ya sobre esta pregunta frecuente te invitamos a cotizar tu vehículo, ingresa a www.smartseguros.com.ar . También podes contactarnos por WhatsApp al 11-15-63618876, un asesor te responderá en el momento de 9 a 21hs de Lunes a Viernes, y Sábados de 10 a 15hs.


Los seguros en general pretenden ser un chaleco salvavidas por si te sucede algo. Realmente el deseo es no tener que utilizarlos nunca. Por desgracia suceden imprevistos y nadie nos da un manual de instrucciones para solucionarlo. Así que lo deseable es saber cómo utilizar por ejemplo el seguro y que pasos hay que dar en cada caso.

En cuanto al seguro de hogar la pregunta que tenemos que hacernos es si la póliza cubre el siniestro que acaba de ocurrir. Es fundamental a la hora de contratar un seguro leer muy bien las coberturas que incluyen, parece una obviedad pero la experiencia nos dice que hay que recalcarlo. Si no lo entendemos bien esta tu asesor de seguros para poder explicártelo de manera sencilla.

¿Cómo actuar en caso de un siniestro paso a paso?

  • Alertar a la compañía aseguradora.
    Todo trámite relacionado con un siniestro en el hogar debe comenzar alertando del mismo a la compañía aseguradora. Para ello existe un teléfono exclusivo para este tipo de incidencias donde necesitas aportar una serie de datos. En primer lugar la información de la póliza (número de la misma, además del nombre, apellidos y DNI del tomador). También será necesario responder a las clásicas cinco preguntas periodísticas: Cuándo se ha producido el siniestro, dónde ha tenido lugar, cuál ha sido la causa, qué daños ha provocado y quiénes han sido las víctimas.
    Cuanto antes hagas esta comunicación con la compañía mejor. Tienes un plazo de 3 días desde que ocurrió el suceso para dar el parte.

 

  • Visita del perito.
    Una vez que el seguro recaba todos los datos del siniestro mandará a la vivienda a un especialista para que valore y analice in situ los desperfectos o daños que ha generado. Podrá ser un perito, un profesional de reparaciones o un abogado, en función del tipo de incidencia que se haya producido. Él será el encargado de comprobar que efectivamente las causas han sido las inicialmente apuntadas y hará una valoración de las pérdidas ocasionadas. Un consejo es no realizar ningún tipo de reparación antes de la visita del perito, salvo que de esta forma se evite un mal mayor.
    Aunque el perito realice su correspondiente valoración, el asegurado debe enviar por escrito en un plazo de cinco días desde la comunicación del siniestro, una relación de los daños provocados y la cuantía de las pérdidas ocasionadas.

 

  • ‘Negociación’ compañía-asegurado y cobro de la indemnización.
    En un plazo nunca mayor de cuarenta días desde el siniestro, compañía aseguradora y tomador deben ponerse de acuerdo en cuanto al importe de la indemnización. Si hay entendimiento, el procedimiento se abrevia y en cuestión de días el asegurado cobrará la indemnización correspondiente Si no hay acuerdo, cada una de las partes podrá designar a un perito para volver a valorar el siniestro. Si la conciliación sigue sin llegar, un tercer perito tomará las riendas con una decisión que será vinculante y solo impugnable judicialmente. Otro escenario a tener en cuenta es que la compañía no se haga cargo del siniestro al entender que no se produjo de manera accidental. En este caso, el tomador tiene que aceptar la decisión o plantear una reclamación.

 

Si estás buscando un seguro para tu hogar te  invitamos a ingresar a www.smartseguros.com.ar . También podes contactarnos por WhatsApp al 11-15-63618876, un asesor te responderá en el momento de 9 a 21hs de Lunes a Viernes, y Sábados de 10 a 15hs.


La cobertura de pérdida total en un seguro a terceros, es una garantía adicional independiente de las coberturas de robo e incendio total y/o parcial, por la que la aseguradora paga el valor del vehículo cuando este sea declarado como siniestro total, generalmente se declara cuando el costo de las reparaciones de los daños sufridos en el siniestro  superan el 80% de la suma asegurada, es decir, del valor del vehículo.

Esta modalidad de seguro es una alternativa al seguro de todo riesgo, con la diferencia de que en este caso la aseguradora no paga los daños parciales, sino que solo y exclusivamente indemniza cuando el conductor es responsable de un accidente y la unidad es declarada siniestro total. Es decir, aparte del incendio y el robo, garantiza los daños propios siempre y cuando el vehículo sea declarado siniestro total / destrucción total / perdida total. La indemnización será según lo que establezca la póliza (valor venal, valor de mercado, etc.).

Para las coberturas de robo e incendio, la compañía reparará los daños parciales por cualquiera de estas contingencias y, por supuesto, también indemnizará según lo estipulado para el caso de que se produzca el robo de la unidad  o si esta se quema por completo.

En las pólizas a terceros, robo e incendio que no tienen la cobertura de pérdida total, la compañía siempre va a pagar el siniestro total en caso de que se produzca el robo o un incendio del vehículo, pero nunca en el caso de que tengas un accidente en el que resultes culpable.

En nuestro multicotizador de seguros no tenemos productos específicos con cobertura de pérdida total, pero sí  tenemos compañías, que lo ofrecen en su cartera e incluido en sus coberturas de productos y que podrás incorporar tras contactarnos desde el teléfono de atención que te dejaremos debajo de esta nota.

Te invitamos a cotizar tu vehículo, ingresa a www.smartseguros.com.ar . También podes contactarnos por WhatsApp al 11-15-63618876, un asesor te responderá en el momento de 9 a 21hs de Lunes a Viernes, y Sábados de 10 a 15hs.


Solo el 30% de las unidades cuentan con el certificado de responsabilidad civil obligatorio para circular, documento que resulta vital para cubrir los daños que pueden ocasionarse a un tercero.


Prácticas, rápidas, aptas para todos los presupuestos, las motocicletas son un medio de transporte que ha incrementado paulatinamente su participación en las calles y rutas del país. Y así como aumenta el uso, también los errores en su uso.

En la actualidad se estima que el transito está conformado por más de siete millones de motovehículos, de los cuales menos de la mitad están asegurados, lo que deja al descubierto un primer problema grave. Además, muchos vehículos ni siquiera están registrados, lo que los hace imposibles de asegurar.

En esta línea, desde la Asociación Argentina de Compañías de Seguros (AACS), se comentó que las motocicletas con seguros de responsabilidad civil ascienden aproximadamente a 1.800.000 unidades. Si bien no hay estadísticas muy claras sobre la cantidad de motos que circulan por nuestro país, se estima que la misma rondaría unos seis millones de unidades, lo que hace que se encuentren aseguradas solo el 30%, cuando por ley todas deberían tener el seguro obligatorio.

Pero, ¿Cuándo adquirirlo?, tanto los motovehículos como los automotores requieren un seguro de responsabilidad civil. Es obligatorio para circular en todo el territorio argentino. Los concesionarios están en pleno conocimiento de su vigencia, por lo que en el momento de vender una unidad, van a ofrecer al usuario gestionarlo ahí mismo o bien que éste opte por la aseguradora que prefiera, contratando el seguro de manera previa al retiro de la unidad. Sin un seguro de responsabilidad civil no se podrá retirar la unidad. Sin embargo, si la venta se concreta entre usuarios particulares se pierde el control de la contratación del seguro de responsabilidad, por lo que el comprador debería ser consciente de la obligatoriedad de circular con esta documentación y contratar el seguro correspondiente.

Justamente, la importancia de adquirirlo radica en que a través de la contratación de un seguro obligatorio de responsabilidad civil, el titular/dueño de la motocicleta obtiene una cobertura por los daños que pueda ocasionar a un tercero hasta el límite contratado de la suma asegurada. Por ejemplo, en el caso que una moto atropelle y le produzca lesiones a un peatón y sea responsable del hecho, deberá hacer frente a las indemnizaciones que les corresponda para subsanar el daño cometido; en el caso que no cuente con una póliza de seguro deberá hacerlo con sus bienes o ingresos. Las indemnizaciones por este tipo de accidentes suelen ser extremadamente costosas y podrían hacer peligrar la situación financiera de cualquier individuo por el resto de sus días.

Riesgos callejeros

En cuanto a los siniestros donde están involucrados motovehículos, los más comunes se producen por la falta de atención, por no avisar las maniobras y no respetar las normas de tránsito. Al tratarse de un tipo de vehículo de dos ruedas, los siniestros de motos mayormente terminan en una caída del usuario de este medio de transporte. Pueden originarse sin la participación de terceros intervinientes o por contacto con otros objetos fijos o vehículos, siendo estos los siniestros más comunes. Los motivos, además de la propia inestabilidad de estas unidades, son variados. Por su porte, es muy factible que ocupen los puntos ciegos de los demás vehículos que circulan, generándose maniobras de riesgo para ellos por no haber notado su presencia. Otra causa es la velocidad desarrollada por las motos, que se suma a la posibilidad de pasar por espacios estrechos que los exponen a riesgos grandes con pequeñas maniobras del resto del tránsito. Y también colaboran las irregularidades de la vía pública, como los badenes o lomos de burro, que pueden desestabilizar al rodado y, por supuesto, el uso muchas veces indebido de este muy buen elemento de transporte.

Durante la situación reinante por el Covid-19 se produjo un aumento del uso de motovehículos y por tal motivo una mayor incidencia en daños a terceros amparados en la cobertura de responsabilidad civil. Por otro lado, también se ha registrado un aumento en los robos de unidades, probablemente originado por la crisis y por la disminución en los controles. En toda época de crisis aumentan los intentos de fraude, por eso se desarrollaron procesos de detección de los mismos a los efectos de no facilitar estos ilícitos en las compañías aseguradoras.

Según la base de lesiones de los siniestros informados por las compañías de seguros, que aportan información al Sistema Sofía de Cesvi Argentina, los accidentes donde están involucradas motovehículos representan más del 60 % del mercado asegurador.

Casco. Su uso reduce un 40% la posibilidad de morir en un accidente y un 70% las heridas graves de cráneo

Usar el casco

Durante un trayecto en moto corto o largo es básico que los pasajeros usen el casco adecuado a su tamaño, colocado de manera correcta y abrochado, ya que reduce en un 40% la posibilidad de morir en un siniestro de tránsito y en hasta un 70% la gravedad de las lesiones de cráneo.

Si bien la Ley de Tránsito en el artículo 29 indica la obligatoriedad del uso del casco para circular en moto, en caso de que el usuario no lo llevara puesto además de aumentar enormemente el riesgo de sufrir lesiones graves y, sobre todo, en casos de actuación judicial, es muy factible que se le asigne parte de la responsabilidad en el agravamiento del daño. La cobertura del seguro sigue igualmente amparando al asegurado.

Las motos son de las más perjudicadas en los accidentes viales

Cuando se hace necesario el acarreo de la unidad, nuestro prestador de asistencia, en caso de avería o accidente que impida su circulación y cuyo desperfecto no pueda ser solucionado in situ, se brindará un traslado conforme nos solicite el asegurado a un taller o a su domicilio. En caso de accidente y emergencia se coordinará y tomará a cargo la gestión del traslado hasta el centro de salud más cercano.

En caso de siniestro, si quien maneja es un tercero y carece de la cédula de identificación para autorizado a conducir (cédula azul), al ser una contravención la aseguradora recibe la denuncia, pero es un impedimento si se tiene una póliza por scoring o que indique esto por cláusula de contratación.

Algo fundamental, en caso de accidente es si no se pagó el seguro. Nuestra legislación de seguros habilita la suspensión de garantía ante la falta de pago; en tanto, la aseguradora queda liberada de la atención del siniestro; es una causal inexcusable que tiene la compañía para no hacer frente a la reclamación del asegurado. Por lo tanto, se procede al rechazo del siniestro. Todas las pólizas de seguro tienen una cláusula de cobranza muy clara respecto de que si se dejase de cumplir con los plazos de pago, la misma entra automáticamente en cobertura suspendida hasta el día posterior a que se regularice dicho pago. No obstante, existe un seguro mínimo obligatorio que está incluido en el seguro opcional, el cual se debe cobrar de contado y que, por consecuencia, siempre tiene cobertura. Es importante aclarar que esta cobertura obligatoria tiene valores insuficientes, que suelen no alcanzar el monto de los reclamos recibidos, dejando expuesto al asegurado a participar económicamente del siniestro.

Finalmente, el seguro de responsabilidad civil cubre los potenciales daños que la moto pueda ocasionar a terceras personas. Pero de manera adicional los usuarios pueden contratar otros tipos de pólizas complementarias, que ofrecen coberturas ante robos y/o hurtos, pérdidas por incendio, asistencia de viajes, entre otros. Cada aseguradora tiene sus propios productos con diferentes características en función del tipo de moto sobre la cual se desee contratar una póliza. Siempre recomendamos contratar un seguro complementario a fin de resguardar la inversión que se ha hecho sobre la unidad.

Te invitamos a cotizar el seguro de tu motovehículo, ingresa a www.smartseguros.com.ar  También podes contactarnos por WhatsApp al 11-15-63618876, un asesor te responderá en el momento de 9 a 21hs de Lunes a Viernes, y Sábados de 10 a 15hs.

En momentos como el que estamos viviendo, las consultas sobre bonificaciones, descuentos y cualquier otra forma de pagar menos el seguro de los vehículos es recurrente.

De hecho, este tema fue víctima de una controversia a partir de distintos rumores que se generaron en redes sociales.

Al inicio del aislamiento obligatorio, se empezó a viralizar el siguiente mensaje:

“Atención. Desde mañana los seguros no van a cubrir las pólizas de autos por cualquier siniestro que suceda, violando el decreto de aislamiento solidario social obligatorio (sic). Si no puede justificar el motivo por el cuál circulaba, no lo va a cubrir por ser falta grave del asegurado. Avisar a todos los conocidos para que luego no sufran las consecuencias”.

La Superintendencia de Seguros de la Nación (SSN) tuvo que salir a desmentir que esa información que se viralizó rápidamente era completamente falsa.


Y aclaró que para corroborar cualquier dato relacionado con los seguros de autos se coteje con la información volcada en los canales de comunicación de la SSN.


Pero de a poco fueron apareciendo algunas promociones, aunque fueron muy pocas en relación con el bajo nivel de tránsito vehicular que tuvieron la mayoría de las ciudades y rutas del país.

Ya sean particulares, Pymes o empresas, se pueden encontrar en las bonificaciones o descuentos en la prima del seguro de sus vehículos un alivio a su bolsillo pero hay una serie de detalles que es conveniente saber.

Coberturas

El límite por el que responden las compañías de seguros es el que figura en la póliza contratada. Las dudas surgen por la posibilidad que tendrían las empresas de pretender no cubrir un siniestro en el caso de que el vehículo sea utilizado sin contar con la autorización para circular que emiten los organismos gubernamentales a través de las distintas aplicaciones que se crear para ello.

La respuesta a esto es que la aseguradora no podría eximirse de responsabilidad de la cobertura por este motivo. Por ello, si se sufre un siniestro hay que hacer la denuncia a la compañía de seguros contratada y en caso de pretender no dar la cobertura se podría iniciar un reclamo por incumplimiento del contrato.

Por eso es importante descargar la póliza digital y leerla con detenimiento para conocer las coberturas en caso de tener un siniestro y cuáles son las exclusiones de la responsabilidad de la aseguradora.

Por ejemplo, entre las obligaciones del asegurado está en el cumplimiento de las leyes de tránsito y cualquier normativa regulatoria. Superar los valores máximos de alcohol, no contar con licencia de conducir, no respetar las señales como semáforos o que sus propios dichos demuestren que incumplió con sus obligaciones legales como conductor, podría generar un rechazo de cobertura por parte de la compañía de seguros.

Bonificaciones

En los casos en los que se logre que una compañía de seguros ofrezca algún tipo de bonificación en las cuotas de las primas que se pagan, que en general es en forma mensual, se sugiere que antes de aceptar se solicite por escrito cuál es la cobertura durante la bonificación.

Esto se debe a que se podría estar limitando la responsabilidad y no tener cobertura en caso de un siniestro.

Por ejemplo, si se logra una bonificación por el tiempo en que dure el aislamiento social implementado por el poder ejecutivo, se podría pactar que la cobertura sea sólo por los daños provocados al vehículo, siempre que el mismo se encuentre estacionado en el domicilio habitual y no otorgar cobertura si se lo usa para circular.

Descuentos

Muchos creen que se puede exigir a las aseguradoras hacer descuentos porque el vehículo no es utilizado y el riesgo de siniestralidad es menor.

Esto no es correcto y fue debidamente aclarado por la Superintendencia de Seguros de la Nación como se explicó previamente.

La opción de dar descuentos podría ser una facultad que pueden utilizar las compañías para retener el mayor número de clientes, pero solo como una medida comercial y no como el cumplimiento a una normativa legal.

Atrasos en los pagos

Es importante tener en cuenta que en caso de falta de pago o atraso de la prima la aseguradora, en principio, la compañía no dará cobertura en caso de sufrir un siniestro.

Por eso la sugerencia, en caso de dificultades para abonar en término, es comunicarse con la compañía de seguros o con el productor asesor de seguro que esté intermediando, para buscar una refinanciación y no tener una falta de cobertura si se la necesita.

Para el supuesto que exista alguna duda sobre la cobertura siempre es recomendable comunicarse con la aseguradora o con un asesor para evitar un problema a la hora de iniciar un reclamo para falta de cobertura o cumplimiento del contrato de seguro y/o daños y perjuicios propios o de un tercero.

*Se deja aclarado que siempre hay que evaluar el caso específico y lo expuesto no implica un asesoramiento al reclamo puntual sino sólo sugerencias de cómo proceder ante determinadas situaciones.

Te invitamos a cotizar tu vehículo, ingresa a www.smartseguros.com.ar . También podes contactarnos por WhatsApp al 11-15-63618876, un asesor te responderá en el momento de 9 a 21hs de Lunes a Viernes, y Sábados de 10 a 15hs.


El seguro automotor es un elemento primordial a la hora de salir a la calle con un vehículo, pero cuáles son los detalles más relevantes que debemos tener en cuenta.


Todo vehículo que se traslada o es remolcado por la vía pública (calles, avenidas y rutas), está obligado a la contratación de un seguro. Así lo indica la Ley Nacional de Tránsito que establece que para poder circular necesitamos como mínimo un seguro de Responsabilidad Civil.

Este elemento es el medio idóneo para la reparación de los daños ocasionados a los terceros y la protección del patrimonio del asegurado en caso de sufrir un siniestro. Pero para poder reclamar algún tipo de cobertura es fundamental conocer en detalle cuáles son los derechos y las obligaciones de los asegurados y las aseguradoras.

En sintonía con estos conceptos a tener en cuenta, algunos puntos fundamentales a la hora de contratar el seguro automotor son: En primer lugar, el asesoramiento es primordial ya que los productores (de seguros) tienen conocimientos sobre la calidad, trayectoria y solvencia de las aseguradoras, poseen capacitaciones para asesorar a los clientes, sumado a la información sobre beneficios, promociones y descuentos de las empresas. Además, te brindará la asistencia técnica necesaria ante la ocurrencia de un siniestro.

A la hora de contratar el servicio, elije una cobertura que sea conveniente a tus intereses y necesidades. Podes optar libremente qué compañía de seguros contratar y con qué productor hacerlo. Si compras un bien a crédito, la entidad financiera que otorga los préstamos tiene la obligación de ofrecerte varias aseguradoras. En todos los casos, el precio del seguro no puede ser superior al precio de venta al público de la aseguradora elegida. 

El contrato de seguro es consensual. Eso significa los derechos y obligaciones son recíprocos, tanto por parte de la aseguradora como de parte del asegurado.

El contrato se prueba por escrito y el documento que contiene las cláusulas y condiciones se llama “póliza de seguro”. Si te entregan un certificado de cobertura provisorio, es necesario que estés atento a que luego te entreguen la póliza con todas sus cláusulas, en un plazo razonable de tiempo que habitualmente es de 15 a 30 días corridos desde el inicio de vigencia.

Tu obligación básica como  asegurado es pagar el precio del seguro que se denomina “premio” en los plazos establecidos; esta es la forma de mantenerlo vigente. El premio incluye la prima de riesgo más los gastos de adquisición, explotación y los diferentes tipos de impuestos según cada jurisdicción.

Asimismo, tenés la obligación de informar a la aseguradora cualquier cambio en el riesgo al cual está sujeto el vehículo asegurado. Por ejemplo, si contraste el seguro de tu auto para uso particular y luego decidís utilizarlo para fines comerciales (como remises), estás obligado a comunicarlo a la aseguradora en forma inmediata.

Esto es muy importante tenerlo en cuenta ya que el cambio del riesgo le otorga a la aseguradora la posibilidad de rechazar el siniestro. Otro ejemplo de agravamiento de riesgo que debe comunicarse a la aseguradora consiste en contratar el seguro en una zona de bajo riesgo y luego cambiar de domicilio a una zona de mayor riesgo. El costo del seguro automotor está íntimamente ligado al lugar habitual de guarda nocturna de la unidad.

Es muy importante denunciar el siniestro dentro de los tres días de ocurrido. No olvides solicitar que asignen un número a tu siniestro ya que es la prueba del cumplimiento de tu obligación de comunicarlo o contar con la confirmación de la recepción de la denuncia por parte de la aseguradora.

¿Cuáles son las obligaciones de las aseguradoras?

  • Evaluar los riesgos que asumen de forma responsable.
  • Emitir la póliza y entregársela al asegurado con todo el detalle de cláusulas y condiciones: en las renovaciones, solo es necesario entregar las condiciones particulares con la descripción del riesgo y coberturas, siempre que el resto de cláusulas se mantenga igual a la póliza anterior
  • Informar al asegurado su resolución respecto de la cobertura del siniestro.
  • En caso de siniestro y siempre que se den las condiciones establecidas en la póliza, la aseguradora deberá pagar la indemnización convenida con el asegurado. La aseguradora queda liberada si el dueño del vehículo provoca el siniestro con intención (dolo) o por culpa grave (ejemplo: cruzar el semáforo en rojo, conducir alcoholizado o bajo el efecto de estupefacientes o circular de contramano, entre otras).

Tené en cuenta: 

Las pólizas son anuales con diversas modalidades de facturación, mensual o por períodos más prolongados. Con la facturación mensual tenés actualizado el valor de la unidad en forma permanente; para las otras alternativas, tenés que considerar la aplicación de una cláusula de ajuste de la suma asegurada para mantener actualizado el valor de la unidad entre períodos.

Siempre es conveniente optar por el pago por débito, ya que las aseguradoras hacen descuentos para los clientes que optan por esta alternativa. Recordá que la falta de pago de la póliza, suspende la cobertura en forma inmediata, sin necesidad de que te envíen ninguna comunicación.-

Y como te mencionamos al principio, EL ASESORAMIENTO ES LA CLAVE, 
por eso te invitamos a cotizar tu vehículo, ingresa a www.smartseguros.com.ar 
También podes contactarnos por WhatsApp al 11-15-63618876,
un asesor te responderá en el momento de 9 a 21hs de Lunes a Viernes, 
y Sábados de 10 a 15hs.

La pandemia profundizó el camino hacia la madurez digital que habíamos iniciado hace varios años desde el sector asegurador. Cada vez más se consolidan nuevos servicios para mejorar la relación de las compañías con sus clientes.

Se trata de un cambio en el paradigma, no solo en la forma en la que se piensan los negocios, sino también en cómo encararlos a través de una experiencia 100% digital, para que sea un proceso más transparente y fácil. El foco está en:

  • La experiencia de los clientes
  • Asociaciones entre lo público y lo privado
  • Nuevas prácticas de inversión
  • Foco en el capital humano
  • Disrupción tecnológica y social

No solamente se generan más productos. Se conciben formas distintas de evaluar el riesgo y esta propuesta penetra en todas las geografías, segmentos etarios y niveles socioeconómicos. No son solo nuevos riesgos, son nuevos conceptos del seguro.

Significa, además, ser ágiles, disruptivos y ofrecerle al usuario una experiencia interactiva  que permita cotizar y contratar el seguro completamente online.

Se ofrece al cliente la posibilidad de personalizar coberturas, elegir el precio y las sumas aseguradas, contratar, editar medios de pago, agregar beneficiarios, gestionar la póliza en tiempo real y hasta reportar siniestros.

El cliente en el centro

Nos dedicamos a crear herramientas tecnológicas innovadoras que permiten a las compañías darle una mejor experiencia a sus asegurados. Hoy el cliente está en el centro del negocio. Sus necesidades cambiaron y hay que adaptarse a ellas.

Si bien la principal ventaja es el ahorro de tiempo, el hecho de que el proceso de contratación sea 100% online no excluye ni reemplaza el asesoramiento personalizado.

Por ello, en Smart Seguros contamos con asesores comerciales que se contactan con el usuario una vez que cotizó el seguro para darle mayor información sobre el producto y despejar dudas.

 A tal fin, recopilamos gran cantidad de datos que son utilizados para generar modelos predictivos propios y analizar patrones de comportamiento para calcular el riesgo. Nuestro principal diferencial es la posibilidad de elegir entre muchas aseguradoras en un solo lugar

Aprovechamos nuestra experiencia en el negocio para asesorar a cada usuario con la mejor alternativa. En base a un conjunto de parámetros que definimos, buscamos en modo real-time la opción adecuada para cada cliente.

La contratación online permite entender más a los clientes y por ende brindarles soluciones eficientes para sus siniestros, ya que nuestra plataforma posibilita a los consumidores analizar, comparar y contratar pólizas según su presupuesto.

Además, detallamos que en  Smart Seguros ofrecemos múltiples canales de comunicación para la adquisición de seguros y reportar siniestros: email, chat, WhatsApp, teléfono y Facebook.

¿Cómo contratarlos?

Otra característica que tiene este tipo de productos es que los requisitos para su contratación son mínimos:

  • Tener un dispositivo con acceso a internet
  • Ser mayor de edad

Una vez cumplidas estas condiciones, el proceso de suscripción es muy simple. Sólo se debe responder una serie de preguntas de carácter legal en forma digital luego de haber cotizado el precio del seguro.

Otra característica diferencial es el servicio de realizar la inspección a través de fotos, de manera que el usuario no tenga que llevar el auto a un taller.

El cotizador online que ofrecemos en Smart Seguros es muy simple y rápido de usar. Los pasos son los siguientes:

  • Se carga una serie de datos en un breve formulario (cubre todas las necesidades de personas y empresas)
  • El sistema procesa la información y entrega una oferta tabulada con el valor de la póliza y de la cobertura
  • La propuesta se puede confirmar de inmediato si se ajusta a lo que la persona está buscando u ofrece la protección y el respaldo requerido

Se incorpora tecnología y se adapta la gestión tradicional de seguros de una forma más innovadora. Con este avance tecnológico, se facilita la oferta de productos y seguros, la siniestralidad y el servicio de las compañías.

Utilizamos el modelo de débitos controlados en lugar de los famosos débitos automáticos, lo que permite que el usuario siempre lleve el control de los pagos. Así, el Bróker 100 % digital permite contratar online y a la vez recibir -en caso de necesitarlo- asesoramiento personalizado sobre pólizas de todo tipo.

¿Por qué contratar seguros online?

A la hora de explicar los motivos que hacen que los clientes elijan la modalidad online, sostenemos que el usuario confía en que, en pocos clics, tiene todo resuelto.

En este punto, la premisa es que ahorre plata y tiempo, y esto es factible gracias a un algoritmo que se ocupa de buscar las mejores coberturas al mejor precio.

Le evitamos tener que elegir entre múltiples opciones, con una dispersión de cotizaciones de hasta el doble. En promedio, nuestros precios mejoran un 30% el valor actual de quienes consultan. Y es que, según su experiencia, existen opciones de una misma cobertura de hasta un 30% menos de la cuota mensual.

Quien contrata un seguro online persigue varios objetivos:

  • Comodidad
  • Rapidez
  • Accesibilidad
  • Precio

No obstante, entendemos que esta última es la variable de mayor peso, por lo que la plataforma ofrece seguros para todos los presupuestos y la posibilidad de contratarlos desde el celular y en 5 minutos

Generalmente, quienes buscan seguros online son clientes que priorizan la simplicidad y la agilidad a la hora de adquirir un producto. Por eso, para nosotros es muy importante la experiencia del usuario y contamos con diversos mecanismos y vías de comunicación.

Otra característica es que los usuarios suelen estar bien informados. Es frecuente que realicen una investigación de mercado previa para definir mejor qué cobertura elegir. Con nosotros en Smart Seguros se  puede calcular el precio de la póliza de un auto comparando los precios de distintas aseguradoras.

Mientras antes era necesario recorrer muchas sucursales, pensar en presupuestos y luego analizarlos, actualmente eso se soluciona gracias a la tecnología, que además permite hacer todo el proceso desde casa.

 

Habiéndote contado todos éstos beneficios y garantías te invitamos a cotizar el seguro de tu vehículo, ingresa a www.smartseguros.com.ar . También podes contactarnos por WhatsApp al 11-15-63618876, un asesor te responderá en el momento de 9 a 21hs de Lunes a Viernes, y Sábados de 10 a 15hs.

 


Al momento de alquilar un inmueble, uno de los aspectos más importantes son las garantías. Estas ofrecen el respaldo necesario para que los propietarios tengan la tranquilidad de que los inquilinos cumplirán el acuerdo.

En Argentina, rige la nueva ley de alquileres que establece una lista de posibles garantías. Entre ellas, el inquilino podrá elegir dos y presentarlas al propietario, que optará por una de ellas.

El seguro de caución es una de las garantías que se pueden elegir. En este artículo, repasamos de qué se trata y cuáles son las ventajas que ofrece sobre las otras alternativas.

Seguro de caución

Un seguro de caución es un documento contractual que establece que una compañía aseguradora se constituye como garantía de la persona que lo contrata. De esta manera, adquirir un seguro de caución, el inquilino puede conseguir su garantía de manera rápida y simple.

Este seguro se abona una vez y rige durante todo el tiempo de contrato de alquiler. En caso de cualquier incumplimiento por parte del inquilino, la aseguradora se hará responsable de resarcir al propietario por los daños.

¿Cuáles son las otras garantías que se pueden elegir?

Según la nueva legislación de alquileres, además del seguro de caución es posible elegir una garantía entre las siguientes opciones: título de propiedad, aval bancario, garantía de fianza o personal. Sin embargo, la mayoría de ellas representan un problema de accesibilidad para inquilinos.

Para empezar, es muy probable que una persona que busca alquilar no cuente con un título de propiedad. Además, para los propietarios tampoco es conveniente puesto que, en caso de que cambie de nombre o condición, pierde completamente su validez como garantía.

Por otro lado, para acceder a un aval bancario, es necesario ser cliente de un banco con la antigüedad necesaria y un historial crediticio impecable. En el caso de las garantías de fianza, son difíciles de conseguir puesto que conllevan una responsabilidad enorme para la persona que las acepta. Por último, la garantía personal se basa en nuestros ingresos y muchas veces, no son suficientes.

¡Ventajas del seguro de caución!

Entre todas las alternativas de garantías, el seguro de caución se posiciona como una opción confiable, rápida y accesible tanto para inquilinos como para propietarios.

A continuación, repasamos algunas de las ventajas más importantes que ofrece este tipo de garantía.

Trámite de contratación simple y rápida: El seguro de caución puede solicitarse y obtenerse rápidamente. El trámite es sencillo y, en algunas ocasiones, incluso puede realizarse de manera online.

Accesible económicamente: Ofrece tarifas variables y opciones de financiamiento para los inquilinos.

Es inejecutable: Esto garantiza que, desde el momento de la contratación, estará siempre a disposición del propietario y responderá ante cualquier incumplimiento sin importar en qué momento del contrato suceda.

Está regulado: Las compañías aseguradoras garantizan su solvencia puesto que están reguladas por entes nacionales.

Actúan rápidamente: A diferencia de otros respaldos, el seguro de caución actúa rápidamente ante cualquier incumplimiento, garantizando la recuperación del inmueble.

Si necesitas más información ingresa a www.smartseguros.com.ar . También podes contactarnos por WhatsApp al 11-15-63618876, un asesor te responderá en el momento de 9 a 21hs de Lunes a Viernes, y Sábados de 10 a 15hs.

Los seguros de vida están pensados para proveer y proteger a las familias ante situaciones indeseables, pero que pueden suceder. Nadie quiere pensar en un concepto tan terrible como la muerte; sin embargo, es importante atar cabos y cubrir todas las posibilidades que se puedan plantear.

Un seguro de vida no solo cubre a tu familia ante un posible fallecimiento, sino que, dependiendo de las cláusulas contratadas, también puede servir para proteger al asegurado y su familia ante una situación de invalidez total e, incluso, puede ofrecer una compensación económica en el caso de sufrir una enfermedad grave.


Los seguros de vida suelen plantear, a grandes rasgos, dos problemas principales. Por un lado, el precio de la póliza, y por otro, los trámites y los requisitos necesarios para contratarlos; es muy poco habitual encontrar seguros de vida sin cuestionarios de salud.

En el caso del precio, son muchos los asegurados que se preguntan si de verdad compensa contratar un seguro de vida, si no es mejor ahorrar ese dinero de cara al futuro. Para responder a esa duda, es importante conocer la siguiente información:

  • La indemnización de los seguros de vida está libre de embargos, es decir, los beneficiarios de la póliza recibirán el dinero íntegro, aunque rechacen las posibles deudas que pesasen sobre la herencia.
  • Según el caso, pueden deducirse en la declaración de la renta.
  • Las indemnizaciones estarán sujetas al impuesto de sucesiones en el caso de fallecimiento y al IRPF en el caso de Invalidez.

Como es lógico, cuanto mayor sea la cobertura del seguro, mayores serán las indemnizaciones y mayor será el coste del seguro. Por eso, es importante conseguir la mejor relación cobertura-precio, para obtener todas las ventajas del seguro de vida al menor precio posible.

El sector de los seguros ha evolucionado mucho en los últimos años. Este tipo de gestiones  llevan un tiempo adaptándose a las necesidades y las demandas de los consumidores para ofrecer mejores servicios y productos. Es por eso que el sector estudia y analiza la manera en la que las nuevas tecnologías pueden ayudar a seguir desarrollando el mundo de los seguros.

Por todo ello, parece más que conveniente disponer de un seguro de vida y antes de anularlo buscar en el mercado las nuevas formas de hacer seguros, con precios más ajustados, digitales y con vocación social.

La pandemia cambiará muchas costumbres y una que ya parece más afianzada es la de la movilidad. Cada vez más personas se vuelcan a utilizar algún tipo de movilidad individual que lo aleje de los medios de transporte públicos atestados de personas y, en lo posible, les genere a la vez una sensación de una vida más sana y de mayor libertad, más después de tanto tiempo acotados. En ese contexto la mayoría de los países del mundo, y la Argentina no es la excepción, está viviendo un boom de lo que algunos denominan la movilidad  sustentable. Hay escasez de bicicletas y los monopatines eléctricos dejaron de ser un divertimento para ser ejes del transporte urbano.

En esta carrera por la nueva normalidad también aparecen regulaciones ad hoc. En el caso de los monopatines eléctricos la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV) dictó una disposición para actualizar la normativa para que se contemplen las nuevas tecnologías vehiculares en todo el país.

La normativa establece que para utilizarlo hay que ser mayor de 16 años, usar cascos de protección certificados, al menos el de bicicleta, chaleco de seguridad de alta visibilidad que cuente con la certificación correspondiente; no llevar acompañantes, circular por calles, avenidas y zonas del entramado urbano autorizadas, como bicisendas o ciclovías y no circular por veredas, zonas exclusivas para peatones, rutas, autopistas o semi autopistas.

El crecimiento de las Bicisendas ayudó al incremento de su uso

Asimismo, tienen una velocidad límite de 30 km/h, tienen que contar con sistema de freno y con iluminación delantera blanca y trasera roja y utilizar bocina.

Pero, además de la normativa que en el caso de la bicicleta establece el uso de chalecos, las bicisendas y luces, las empresas de seguros comenzaron a ofrecer pólizas que cubran tanto robos como accidentes personales y roturas.

A diferencia de lo que sucede con los autos en donde lo que se asegura es el bien y no la persona, en el caso de la bicicleta y los monopatines las coberturas son mixtas. Así como cubren robos también comprende conceptos como farmacia y, obviamente, choques.

Es así que los seguros tienen como base una cobertura de responsabilidad civil, robo, incendio, destrucción y daños a los que se les agrega mantenimiento y gastos de farmacia.

Los valores dependen del “combo” y hasta la Ciudad en la que se contrate el servicio, para un monopatín eléctrico por un valor de $30.000, el seguro puede costar aproximadamente $340 mensuales, si el valor a asegurar es de $60.000 el costo aproximado sería de $880 por mes. Pero teniendo en cuenta los valores promedios de los monopatines, de alrededor de $80.000, una cobertura completa se cotiza a unos $1.500 por mes.

En el caso de las bicicletas es algo similar, tanto sea con motor eléctrico o a combustión. Un rodado con un valor de $80.000 teniendo en cuenta los diferentes tipo de cobertura tienen un valor que va de $1.000 a $15.000 por mes. Pero en el caso de las más económicas las pólizas arrancan en $400 por mes.

Incluso, algunas compañías apuntan a un seguro de movilidad independientemente del modo de transporte, lo que amplía a todos sean propios o públicos, con coberturas de Accidentes Personales, Responsabilidad Civil, Robo y Daños Patrimoniales.

Vialidad impuso normas para el uso de monopatín eléctrico

 

Si necesitas cotizar el seguro para tu bicicleta o monopatín, hacelo con el mejor asesoramiento, ingresa a www.smartseguros.com.ar . También podes contactarnos por WhatsApp al 11-15-63618876, un asesor te responderá en el momento de 9 a 21hs de Lunes a Viernes, y Sábados de 10 a 15hs.