El aceite es un elemento indispensable para el buen funcionamiento de los motores. Y cada uno tiene una especificación básica que contempla viscosidad y fluidez. Por eso, es clave saber cuál es el adecuado para tu vehículo entre los minerales, sintéticos y semisintéticos.

El aceite mineral se obtiene directamente desde un proceso de destilación y refinación del petróleo, al que se le añaden aditivos. El sintético está desarrollado a partir de procesos químicos en laboratorios. Y el semisintético es una mezcla entre ambos. No necesariamente significa un 50-50, ya que su proporción puede variar.

Sintético vs. semisintético

Descontamos que el aceite mineral prácticamente no se usa en la actualidad, excepto para algunos vehículos antiguos que pueden no estar capacitados para recibir diversos aditivos de los lubricantes hechos en laboratorio.

Entre sintético y semisintético, siempre es mejor el primero. Básicamente porque está hecho “a medida” para cumplir con exigencias más elevadas. En cinco puntos, te contamos por qué.

-Resistencia a la temperatura. Funciona mejor en climas extremos y alcanza más rápido la temperatura óptima de funcionamiento.

-Limpieza. Dejan menos sedimentos dentro del motor. Cumple una función detergente al arrastrar partículas de la combustión y del desgaste para evitar que se acumulen en algunas zonas del motor.

-Fluidez. Es mejor que en los semisintéticos especialmente durante el arranque en frío. Esto minimiza el desgaste al momento de la puesta en marcha.

-Protección. Mantiene intacta la película de lubricación entre las piezas con alta presión de contacto. Las preserva del desgaste incluso en condiciones severas.

-Resistencia a los fenómenos de oxidación. Son los que pueden alterar las propiedades del aceite, disminuyendo su efectividad. También tiene capacidad de neutralizar los ácidos generados por la combustión, evitando así la corrosión del motor.

Diferencia de precios

Si bien los valores difieren mucho según el comercio y la localidad, en líneas generales se puede decir que el aceite sintético cuesta el doble que el semisintético. Por lo pronto, en los principales sitios web de compra y venta, un sintético vale alrededor de $2.400 y uno semisintético, cerca de $1.200, ambos en bidones de entre cuatro y cinco litros.

Cómo medir el aceite

Dependiendo de cada mecánica, del tipo de uso y del estado del motor, podría registrarse consumo de lubricante. Por este motivo no está de más cada tanto (por ejemplo cada 1.000 kilómetros) revisar el nivel.

Si el vehículo no está equipado con un sensor automático, deberá medirse con la varilla del motor. ¿Cómo? Con el motor detenido y con el vehículo en plano horizontal, no inclinado porque podría alterar la medición. Lo recomendable además es que el motor esté frío ya que en caliente el lubricante podría estar más fluido e indicar un nivel superior.

Si la única opción es medir en caliente, hay que tener eso en cuenta y dejar el motor parado unos minutos para que todo el fluido decante hacia el depósito inferior (cárter). De lo contrario, podría indicar menos nivel y agregar de más, algo que podría causar problemas al motor. Lo mejor es agregar de a poco y medir.

Te invitamos a cotizar el seguro de tu auto, ingresa a www.smartseguros.com.ar si lo deseas nos podés contactar por whatsapp 011 3870-8647, un asesor te responderá en el momento de 9 a 18 hs de Lunes a Viernes.

El nuevo dispositivo fue diseñado por especialistas del INTI (Instituto Nacional de Tecnología Industrial) y ya está disponible para la industria. Cuenta con sensores que envían información a una nube en tiempo real y permite, entre otras cosas, generar alarmas a conductores que realizan maniobras bruscas

Pulseras que miden el pulso cardíaco de deportistas, valijas que se abren de manera remota y sistemas de calefacción que se programan por celular son sólo algunos ejemplos de lo que se conoce como “internet de las cosas”, es decir, la interconexión de objetos cotidianos a la red.

En línea con esta tendencia, especialistas del INTI desarrollaron un dispositivo que, permite monitorear automóviles para mejorar la eficiencia y anticipar fallas técnicas.

“Con el nuevo sistema, denominado ‘Car Analytics’, es posible, mediante sensores ya disponibles en diferentes partes del vehículo, sumados a los que agrega el dispositivo, obtener información sobre ubicación, velocidad, temperatura, vibración, consumo de combustible, volumen de la radio, utilización de cinturón de seguridad, luces encendidas en la ruta, entre otros parámetros”, detalla Alex Lozano, referente del sector de Micro y Nanotecnologías del INTI, que participó en el desarrollo junto a Nehuén Berón.

Los datos obtenidos se envían a un servicio de almacenamiento en la nube (a través de un canal de comunicación de banda estrecha), que habilita tanto su monitoreo como su procesamiento y administración remota.

“A diferencia de otros dispositivos del mercado, que transmiten solo vía bluetooth, este desarrollo comparte la información en tiempo real a través de la nube”, subraya María de los Ángeles Cappa, responsable de Áreas de Conocimiento del organismo.

En el caso de detectar que un conductor se desvíe del trayecto o acelere de forma imprudente, permitirá emitir algún tipo de alerta para evitar accidentes. De ocurrir algún siniestro, también podría realizar un pedido de auxilio y guardar información en su memoria para peritajes posteriores —tal como sucede con las “cajas negras” de los aviones—.

La plataforma tiene un tamaño de seis por cinco centímetros y se puede colocar en vehículos livianos que cuenten con una unidad de control de motor (ECU, su sigla en inglés), presente en la mayoría de modelos del año 1995 en adelante.

Te invitamos a cotizar el seguro de tu auto, ingresa a www.smartseguros.com.ar si lo deseas nos podés contactar por whatsapp 011 3870-8647, un asesor te responderá en el momento de 9 a 18 hs de Lunes a Viernes.

Sin importar la época del año, es importante que el parabrisas del automóvil esté en perfectas condiciones, tanto físicas como de limpieza. Y es que, aunque pareciera algo poco trascendental, esta pieza de cristal es fundamental en la seguridad de los pasajeros, ya que influye en la visibilidad del conductor y en la estructura del vehículo.

Desde el punto de la visibilidad, hay varios aspectos que afectan al parabrisas, relacionados con su limpieza y resistencia. Ante esto, he aquí unos consejos básicos para que esto no suceda en la medida de lo posible.

En todo momento, el parabrisas tiene que estar limpio. Al menos, el 90 por ciento de la información que se recibe al conducir llega a través de la vista. En carretera, sobre todo en época de lluvias, los insectos hacen su aparición quedando estampados en el frontal del automóvil. Sus restos sobre el cristal son difíciles de limpiar, por lo que hay que hacerlo con regularidad para no comprometer la visibilidad ni dañar los limpiaparabrisas.

Es muy importante llevar un nivel adecuado de líquido limpiaparabrisas, pues cuando vamos en marcha y un insecto choca con el cristal, puede dejar una gran mancha que dificulte la visibilidad. Dos consejos sobre este punto. Usar los limpiaparabrisas con líquido cuando llevamos el sol de cara hará que no veamos casi nada durante unos segundos, efecto que se acentúa con el desgaste de los mismos. Por otro lado, aunque pueda parecer que una “llovizna” ocasional sirve para limpiar el parabrisas, en muchas ocasiones solo lo ensucia aún más porque el aire está cargado de polvo.

Para limpiarlo bien, lo mejor es humedecer una toalla con agua y algún jabón o producto de limpieza doméstico, y dejarla actuando durante la noche. Para manchas muy acusadas se puede utilizar un poco de bicarbonato de sodio en un paño de microfibra.

Por otro lado, la sequedad y altas temperaturas hacen que se levante más polvo y arena. Además, las grietas del asfalto se dilatan por el calor y en ellas se acumula polvo, que los automóviles levantan a su paso. En estas situaciones no hay que activar los limpiaparabrisas, que podrían dañarse y rayar los cristales. En esta situación, lo ideal sería limpiar el automóvil con aire y agua a presión. Si esto no es posible, lo mejor es llevar en el auto una garrafa llena de agua, para retirar la mayor parte de la arena de los cristales y poder conducir con seguridad antes de acometer una limpieza profundidad.

Te invitamos a cotizar el seguro de tu auto, ingresa a www.smartseguros.com.ar si lo deseas nos podés contactar por whatsapp 011 3870-8647, un asesor te responderá en el momento de 9 a 18 hs de Lunes a Viernes.

A partir de la iniciativa impulsada por la Superintendencia de Seguros de la Nación (SSN) en conjunto con la Agencia de Seguridad Vial y la Secretaría de Modernización, desde hoy la tarjeta de seguro obligatorio estará disponible en la app “Mi Argentina”, junto a otra documentación personal que se han incorporado a la plataforma a lo largo del año.

Desde fines de 2018, los ciudadanos pueden circular por todo el país con el comprobante del seguro en versión digital (Resolución SSN Nº 219/2018). Por lo tanto, desde ese momento, la póliza del vehículo puede mostrarse en versión impresa o el PDF o imagen legible desde cualquier dispositivo móvil ante las autoridades de control.

Con la incorporación de la credencial del seguro a la app Mi Argentina, los asegurados podrán reunir toda la documentación relacionada con el seguro vehicular junto a otra documentación personal en un solo lugar.

Mi Argentina brinda acceso fácil y rápido a los servicios digitales del Estado argentino. Una vez realizado el registro, que es validado por el sistema biométrico de identificación, el ciudadano puede crear su perfil para acceder a los servicios personalizados.

Esta iniciativa se da en el marco de la modernización que lleva adelante Presidencia de la Nación y es posible gracias a la digitalización de las pólizas de seguro que logró la Superintendencia de Seguros de la Nación durante 2018.

Te invitamos a cotizar el seguro de tu auto, ingresa a www.smartseguros.com.ar si lo deseas nos podés contactar por whatsapp 011 3870-8647, un asesor te responderá en el momento de 9 a 18 hs de Lunes a Viernes.

Los motivos por los que la aseguradora podría no cubrir el pago de las indemnizaciones.

Los siniestros viales, en general, producen daños en los vehículos y las personas que participaron del hecho. Y tener contratado un seguro es una obligación que fija la Ley Nacional de Tránsito para poder circular.

Por eso es importante conocer cuáles son las coberturas acordadas con su compañía, el período exacto de vigencia y los motivos de exclusión por los que la aseguradora podría pretender no cubrir el pago de las indemnizaciones que correspondan, aunque sea claro que el asegurado es el responsable del siniestro, que es cuando la empresa se hace cargo del pago de los daños según lo contratado.

Algunos de los motivos que podrían generar el rechazo de la cobertura son:

Falta de pago

Cuando el asegurado no realizó el pago de la prima o lo hizo fuera de término. Es importante controlar las fechas de vencimiento de las facturas del seguro porque los pagos fuera de término generan el rechazo de cobertura de las compañías.

Este rechazo no debería ser ejercido contra el tercero que está reclamando en los casos en los que siguió recibiendo los pagos de la póliza fuera de término o no lo intimó al pago. En esos supuestos, los jueces han dispuesto en muchos casos que la aseguradora debe cubrir la indemnización del siniestro y reclamarlo contra su propio asegurado en un juicio posterior.

Conductor alcoholizado

Cuando el asegurado no cumplió con las obligaciones que exigen las leyes de tránsito o cualquier normativa regulatoria, como los valores máximos de alcohol en sangre, licencia de conducir, respeto de las señales como semáforos o sus propios dichos que demuestren que incumplió con sus obligaciones legales como conductor, podría generar un rechazo de cobertura por parte de la compañía de seguros.

Venta del vehículo

En los casos en los que el vehículo responsable del hecho fue vendido y esto no se le notificó a la compañía de seguros podría no tener cobertura.

Esto se debe a que la Ley de Seguros establece que cuando un vehículo se vende es obligatorio denunciarlo en la aseguradora dentro de los 7 días, salvo que en la póliza se haya pactado otro. Si esto no se realiza y se produce un siniestro que genera consecuencias indemnizables dentro de los 15 días de vencido el plazo para notificarlo, la compañía podría eximirse de cubrir el hecho.

Sin cobertura ese día o a esa hora

Esto situación puede ocurrir cuando el vehículo acaba de ser comprado o cuando se cambia de compañía de seguros. Para poder controlar las fechas y horarios de vigencia de las coberturas hay que solicitar al productor asesor de seguros o a la aseguradora una copia del frente de la póliza o un documento con membrete de la compañía del que surjan los datos concretos de la cobertura antes de circular con el vehículo.

En todos los casos mencionados siempre hay que hacer igual la denuncia en la compañía de seguros porque se necesita que se expida sobre la aceptación o rechazo para poder iniciar cualquier tipo de reclamo.

Existen algunas situaciones particulares de cada caso que pueden hacer modificar el criterio del rechazo en etapa previa o en un reclamo judicial, por ello es importante tener hecha la denuncia en la aseguradora dentro de las 72 horas de producido el siniestro.

Se deja aclarado que siempre hay que evaluar el caso específico y lo expuesto no implica un asesoramiento al reclamo puntual sino sólo sugerencias de cómo proceder ante situaciones análogas.

Te invitamos a cotizar el seguro de tu auto, ingresa a www.smartseguros.com.ar si lo deseas nos podés contactar por whatsapp 011 3870-8647, un asesor te responderá en el momento de 9 a 18 hs de Lunes a Viernes.

En las plazas posteriores hay menos tecnología aplicada a la seguridad.

Está la falsa creencia que establece que los asientos traseros son más seguros que los delanteros dentro de un vehículo. Ese error suele llevar a la fatal decisión de no utilizar el cinturón de seguridad cuando se viaja en las plazas posteriores.

Lo cierto es que inclusive con el cinturón de seguridad ajustado, los pasajeros que viajan atrás están menos protegidos que el conductor y el acompañante.

Un nuevo estudio sobre choques frontales en el que murieron o sufrieron lesiones graves los pasajeros del asiento trasero con cinturón sugiere que se necesitan sistemas de retención más sofisticados en la parte posterior.

De acuerdo con un informe del Instituto de Aseguradoras para la Seguridad en Ruta de los Estados Unidos (IIHS por sus siglas en inglés), los ocupantes de los asientos delanteros se han beneficiado enormemente de los avances de los sistemas de retenciones y de las bolsas de aire, que trabajan juntos durante un choque para mantener a una persona en la posición adecuada y administrar las fuerzas en el cuerpo.

Los ocupantes de los asientos traseros, en cambio, no se han beneficiado de la tecnología en la misma medida.

El IIHS analizó por primera vez las lesiones y muertes en los asientos traseros en 2014. El hecho de no ponerse el cinturón de seguridad fue el factor más importante, pero muchos adultos y niños mayores de 9 años sufrieron lesiones incluso cuando estaban ceñidos.

El nuevo estudio analiza más de cerca los tipos específicos de lesiones en los asientos traseros con cinturón en choques delanteros.

Tan pronto como comienza una colisión frontal, los cinturones de seguridad en el asiento delantero se ajustan alrededor de los ocupantes, gracias a los dispositivos integrados llamados pretensionadores. Al mismo tiempo, los airbags delanteros se despliegan en una fracción de segundo. Dependiendo del tipo de choque, los airbags laterales también pueden desplegarse.

Las correas apretadas y los airbags desplegados mantienen a los ocupantes delanteros alejados del volante, el panel de instrumentos y otras estructuras cuando el vehículo se detiene bruscamente, incluso si la fuerza del choque empuja esa estructura hacia adentro.

Para reducir el riesgo de lesiones en el pecho, estas correas también tienen limitadores de fuerza, que permiten que se desenrolle un poco de cinta antes de que las fuerzas de la correa se vuelvan demasiado altas.

En el asiento trasero, en cambio, las bolsas de aire laterales solo protegen a los pasajeros en un choque lateral, pero no hay bolsas de aire delanteras, y los cinturones de seguridad generalmente carecen de pretensionadores y limitadores de fuerza.

SI bien los cinturones de seguridad evitan que un pasajero trasero salga despedido de su asiento en un choque frontal, la ausencia de limitadores de fuerza pueden causar graves lesiones en el pecho.

Para mejorar la protección en los pasajeros traseros, el IIHS propone una serie de elementos para sumar a las plazas posteriores.

Limitador de fuerza

Se trata de una pequeña barra de metal que está incorporada en un retractor de la correa del cinturón de seguridad. Se tuerce durante un choque puede liberar un poco de cinta antes de que las fuerzas aumenten demasiado.

Cinturón inflable

Un cinturón de seguridad inflable ayuda a aumentar la superficie de apoyo del cinturón en el pecho y, por lo tanto, a extender las fuerzas a través del torso. En los EE.UU. y Europa, algunos modelos de Ford y Mercedes-Benz incluyen este dispositivo.

Airbag frontal del asiento trasero

Una bolsa de aire frontal, que se despliegue desde el techo, por ejemplo, también colaboraría junto al cinturón de seguridad y protegería la cabeza del ocupante.

Para el estudio, los investigadores del IIHS utilizaron dos bases de datos estadounidenses, en los que encontraron 117 choques en los cuales los ocupantes de los asientos traseros murieron o resultaron heridos de gravedad.

El tipo de lesión más común, encontrado en 22 de los ocupantes con lesiones graves y en 17 de las 37 muertes, fue en el tórax.

En muchos de los casos en el nuevo estudio, los pasajeros del asiento trasero sufrieron lesiones más severas que los ocupantes del asiento delantero, lo que sugiere que las retenciones en la parte trasera no funcionaron tan bien como las de adelante.

Te invitamos a cotizar el seguro de tu auto, ingresa a www.smartseguros.com.ar si lo deseas nos podés contactar por whatsapp 011 3870-8647, un asesor te responderá en el momento de 9 a 18 hs de Lunes a Viernes.

La medida está próxima a ser publicada en el Boletín Oficial..

Los autos híbridos y eléctricos quedarán eximidos del pago del Impuesto de Patentes en la Ciudad de Buenos Aires. Así lo resolvió el Gobierno porteño con el objetivo de incentivar la venta de vehículos amigables con el medio ambiente. La medida comenzará a regir una vez que se publique en el Boletín Oficial.

Según la Resolución N.° 185/AGIP/19, la exención se extenderá desde la fecha de radicación del vehículo en la Ciudad, ya sea por su inscripción inicial como por su transferencia desde otra jurisdicción, siempre que el modelo conserve su mecánica original.

De esta manera, la Ciudad de Buenos Aires se sumará a la Ciudad de Neuquén, que ya aprobó una medida similar. La diferencia entre una y otra es que la exención en la capital de la provincia sureña es por tres años a partir de la inscripción del vehículo, pero en territorio porteño no perderá vigencia cumplido ese plazo.

Por ahora, hay pocos autos “verdes” a la venta en la Argentina. Eléctricos, solo dos: el Nissan Leaf y la Renault Kangoo ZE. Híbridos, algunos más: Ford Mondeo, Mercedes-Benz 350e, la gama Lexus (excepto el RC), el Toyota Prius y la Toyota Rav4. A futuro llegarán más vehículos de este tipo.

Todos estos modelos ya son beneficiados, además, con una rebaja impositiva para la compra como 0 km. En vez de tributar un 35%, como todos los “extrazona” (son aquellos que se fabrican en países con lo que no existe un acuerdo de comercio bilateral), están afectados con un 2 o un 5%, según el caso.

Te invitamos a cotizar el seguro de tu auto, ingresa a www.smartseguros.com.ar si lo deseas nos podés contactar por whatsapp 011 3870-8647, un asesor te responderá en el momento de 9 a 18 hs de Lunes a Viernes.